Ñoquis con verduras y queso

By 10:10 , , , ,




En Italia, el término gnocchi se usa para señalar a una cantidad de pastas bastante amplia; aunque los más frecuentes son los de patata. Otros son preparados alla romana, con sémola e incluso harina de maíz del tipo maicena, existiendo variaciones regionales y locales. Un antecedente de los ñoquis fueron los zanzarelli (‘mosquitos’) que se preparaban para los banquetes de la Lombardía renacentista, con una masa en la cual se mezclaban miga de pan, leche y almendras trituradas. En el Seicento (siglo XVII) los zanzarelli sufrieron un leve cambio en el nombre y la preparación. Se les llamó malfatti (‘mal-hechos’) y en lugar de las almendras y la miga de pan se usaba una masa simple de harina, agua y huevo.
Para cada variedad de zanzarelli existían por su parte variedades coloreadas, por ejemplo existían los zanzarelli verdes empastados con remolacha y espinaca —predominando para el color verde, la espinaca—, así como los zanzarelli amarillos realizados con una mixtura de azafrán y calabaza. Luego aparecieron los malfatti blancos empastados con carne de pollo siendo su ingrediente principal la zanahoria. Los ñoquis son un plato tradicional del noreste italiano que luego se ha difundido a otras regiones. El origen de los ñoquis de patata obedece a un motivo económico ocurrido en la Italia —aún bajo regímenes feudales y semifeudales— durante el siglo XIX, más precisamente hacia 1880.
Los signori (señores feudales) solían ser los dueños de los molinos en donde los contadini (campesinos) molían el trigo para hacer harina de frumento (trigo) con la cual preparaban sus pastas, en cierto momento los signori decidieron aumentar las tasas de los precios que los contadini pagaban para poder moler el trigo. Ante el repentino encarecimiento de la harina de trigo, los campesinos italianos experimentaron exitosamente con un substituto de la harina: el puré de patatas.
Usualmente el puré de patatas para ñoquis se prepara con añadido de leche e incluso manteca y una cantidad adecuada de harina de trigo (la mínima suficiente como para asegurar la cohesión del puré durante el hervor), más raramente con huevos. Este puré suele ser realizado con un elemento llamado prensapuré que hace más homogéneo y fino al puré sin necesidad de añadirle demasiada agua o leche (el puré para los ñoquis debe tener bastante consistencia), luego se hacen con esta «masa-puré» pequeños bollos (gnocchi) de casi una pulgada (se sabe que los ñoquis poseen la consistencia adecuada si al amasarlos no se pegan en las manos ni en la mesa o mesada ni se desarman en el agua), para facilitar su cocción homogénea en el agua hirviente a la cual deben ser arrojados.
Previamente se les producen unas pequeñas acanaladuras con un tenedor (aunque también existe un pequeño y sencillo instrumento ad hoc que produce tales acanaladuras al deslizar los bollos por éste). Como se ha indicado, los ñoquis se arrojan en agua hirviente y se retiran —mediante un colador grande— cuando estos flotan en dicha agua. En el área de la Toscana de Italia se suele ingerir con queso de ricota y espinacas, a esta variante la denominan strozzapreti, o ‘estrangulador de curas’.





Ingredientes para 3 personas:
  • 500 gr de ñoquis ya preparados
  • 1 berenjena morada
  • 1 calabación mediano
  • 2 Cd soperas de tomate natural triturado
  • 2 Cd de aceite
  • 4 Cd de salsa 4 quesos
  • Sal
  • Ajo en polvo


Preparación del plato:
  1. Lavar, pelar y cortar a cuadraditos muy pequeños el calabacín y la berenjena
  2. Poner en una sartén el aceite con las verduras, añadir una pizca de sal para que las verduras suelten el jugo.
  3. Una vez doradas añadir el tomate, tapar y dejar a fuego lento unos quince minutos (deben quedar muy blandas)
  4. Pasado ese tiempo sólo nos queda añadir el queso y un toquecito de ajo.
  5. En una olla poner a calentar agua con una pizca de sal. Cuando hierva añadir los ñoquis.
  6. Sabremos que los ñoquis están hechos cuando empiecen a flotar. Sacarlos de la olla con una espumadera (así los podremos escurrir) y emplatar junto a la salsa de queso y verduras.


Notas:
  • Este plato hay que comérselo en seguida, ya 'que me lo quitan de las manos ¡oigaaa!' y también porque entre foto y foto se enfrió.
  • Me gustó mucho el toque picante que le da la berenjena y al llevar queso fuerte no te das cuenta de que están comiendo verduras ( para todo aquel que no le gusten las verduras)
  • Lo que me gusta de este plato es que vale para ovolacteovegetarianos y para los peques de la casa, no sé que tienen estas 'pelotillas' que les encanta
  • Por cierto, 500gr de ñoquis para 3 se quedaron cortos pues alguien dijo 'esto está de vicio' y se quedó con ganas de más.


También podría gustarte...

2 comentarios

  1. hola! una pregunta, las verduras una vez pochaditas las pasaste por la batidora? como en la foto se ven muy deshechas da esa impresión y otra pregunta más, qué se te ocurre para sustituir la salsa 4 quesos? es que entre que no me gusta el queso azul y que estoy a dieta quiero cambiarlo, he pensado en un poquito de nata y grana padano rallado. gracias por las recetas!

    ResponderEliminar
  2. Hola 'Anonimo' :)
    No, las verduras no las pasé por la batidora, al hacerse con el tomate natural triturado es como si se hirvieran, las dejé bastante tiempo para que quedaran muy blandas y 'chafarlas' un poco con una pala de madera antes de echarles la salsa cuatro quesos.
    Para sustituir la salsa cuatro quesos, yo pondría un vaso de leche desnatada y un par de quesitos light. Aunque tu idea también es muy buena :D
    Lo mejor que hay en la cocina es la imaginación, ganas y el cariño que le pongas al plato.
    Gracias a tí por interesarte
    Un abrazo
    * Jetsa *

    ResponderEliminar