1 de septiembre de 2014

Panecillos de semillas (raw, crudivegano, sin horno, sin gluten)


El martes hizo unas temperaturas extremas, dicen que pasamos de los 40ºC, el poco viento que hacía recordaba a un horno recién abierto,  cosas del poniente.  Mientras muchísima gente se quejaba e incluso tenían miedo de abandonar sus zonas aclimatadas artificialmente, yo pensaba en cocina crudivegana, en hacer panes y galletas sin hornos, en aprovechar todas las semillas que tengo en casa para hacer este snack perfecto para llevar, para disfrutar con patés, o poner en una ensalada.
Sé, que lo de crudo os sonará un poco raro, pero de verdad, probar una vez y me contáis,  es sencillo y económico.


22 de agosto de 2014

Cómo hacer leche de mijo paso a paso (DIY Millet milk, vegan, dairy free)

El otro día hablando con mi amiga Rosilet me preguntó sobre alguna alternativa a la leche de vaca, desde un principio le comenté que si el problema venía por la lactosa, yo no recomendaría las leches 'sin lactosa' pues (por lo poco que sé) se necesita un proceso de fabricación, a mí me gusta los productos pocos procesados, más naturales, así que le recomendé las leches vegetales, a mí la de soja (la más conocida de todas) no me gusta pues es algo indigesta, las que más me gustan son las de arroz y (como buena valenciana) la horchata.




16 de agosto de 2014

Bizcocho vegano de ciruelas en sarten (sin horno, sin lactosa, sin huevo)


Y llegó mi cumpleaños, y llegaron las celebraciones.  Hay cumpleaños que me apetecen celebrar y otros que no, llevaba ya varios que no quería más que estar con los mios y que el día pasara rápido. Soy muy vergonzosa, no me gusta ser el centro de atención, así que imaginad el día que paso con todo el mundo pendiente de mí. Pero este año ha sido diferente, han habido muchísimos cambios en mi vida y sí quería celebrarlo con todos tanto las nuevas compañías como con las antiguas, cena de veinte invitados no os digo más. No, ése día no cociné, dejé el bizcocho preparado por la noche y durante el día sólo disfruté, hasta me fui de compras para prepararme para la cena: sandalias de tacón, bolso, maquillaje, etc. 
Por la mañana estuve trabajando y allí llevé una empanada casera y un bizcocho SIN: 

13 de agosto de 2014

Polos de gazpacho de remolacha

Y pregunto yo ¿quién ha dicho que las ensaladas son verdes y se comen con tenedor? Con el calor que estamos pasando estos días de agosto  ¿por qué comer el gazpacho frío de la nevera pudiendo comerlo helado? Cuando te dicen de preparar un catering en pleno agosto a las 7 de la tarde, lo primero que piensas es 'calor', si además te dicen que los invitados son alemanes piensan 'deshidratación asegurada', pues nada a tomar cosas fresquitas como un buen gazpacho helado. Y para que fuera más divertido se me ocurrió jugar con los colores, hacerlo de ese colo morado que me encanta de la remolacha. 
Estos polos son ideales para refrescarnos sin comer productos con muchísima azúcar. ¡Ojo! No es dulce, es salado, pero os aseguro que gustará a todos los invitados. Se parece muchísimo al gazpacho tradicional, el toque de remolacha hace que sea mucho más suave. 

¡Hay que jugar con la comida!


2 de agosto de 2014

Hamburguesas de alubias rojas (veganas, video recceta, paso a paso)


Hoy os traigo una receta sencilla de preparar, rápida y sana. Tan sólo necesitamos 2 ingredientes comunes y económicos para disfrutar de unas hamburguesas diferentes.
Una vez hechas se pueden congelar y guardar hasta el momento de comer. Una forma fácil y rápida de tener comida en cualquier momento. 
Con las cantidades que os he dado salen unas 8 hamburguesas de tamaño normal. 

18 de julio de 2014

Croquetas de garbanzos y shiitake (receta macrobiótica, vegano)

Ya sé qué últimamente sólo me veis poner recetas veganas, y si me seguís estaréis un poco con la duda (o puede que no os hayáis dado ni cuenta xD ) de por qué mi cambio en el Blog. Bueno, nunca me ha terminado de gustar ni la carne, ni el pescado, siempre he acabado comiendo estos productos por obligación, Y ahora que necesito un reseteo en mi cuerpo (cosas de las hormonas), he decidido ponerme en manos de la naturopatía donde se me recomendó dejar de comer alimentos con hormonas (o debería decir animales), así que adios a la carne, los huevos, los lácteos y alimentos procesados. Hola a las legumbres, cereales, verduras, pescados, algas y frutas. ¿Me ha sido dificil hacer el cambio? Pues mira, por un lado menos de lo que yo creía, ya que hice un curso de macrobiótica y sé qué comer y cómo cocinarlo, vamos que aprendí unas cuantas recetas. ¿Lo malo de esta nueva vida? Hacer entender a la gente que porque te comas un chuletón de 1kg a medio hacer, tu cuerpo no va a volver a ser el que era. Durante el primer mes tuve varios debates con personas distintas, hasta que un día dejé claro que tú come lo que te hace sentir bien, que yo comeré lo que mi cuerpo necesita para volver a estar sana.
¿Qué cambios he notado tras una temporada? Pues lo primero más energía (ahora hago tres horas de spinning a la semana ¡toma ya!), más pelo, más oscuro y  más cantidad, mejor tono de piel, mejor humor (más positiva y fuerte). 
¿Volveré a mi anterior alimentación? La verdad, no lo sé. La balanza no se inclina ni hacia un lado, ni hacia el otro. El tiempo lo dirá. Mientras tanto sigo jugando en la cocina para crear alimentos SIN.


14 de julio de 2014

Seitán casero (vegano, sin gluten de trigo)


El seitán es una "carne vegetal"  realizada con el gluten de trigo, es decir con la proteína del trigo.  Para hacerlo casero se puede preparar a partir del gluten de trigo que venden en herbolarios o tiendas especializadas,  o a partir de la harina de trigo. Yo lo hice a partir de la harina de trigo porque es lo más fácil de encontrar en casa. Os aviso, es fácil de hacer, pero requiere de tiempos de reposo, de amasado y de cocción. 

El resultado me ha agradado bastante, una se siente orgullosa de hacer éste tipo de alimentos caseros,  ya que en la tienda el precio es un poco más elevado y además me sentó mejor el mío que el comprado. ¡Qué curioso! a mí que pocas veces me sienta bien el gluten. 
El seitán suele gustar mucho en la transición de carnívoro a vegetariano pues tanto el sabor como la textura es parecido.